La Entrada en el Camino

Siempre cuando una persona viene a mi porque siente algo que le atrae del chamanismo, por lo general hay una justificación mental o idea primaria que nos lleva al camino. 
A menos que exista algo realmente profundo en tu interior que sea más fuerte que todo lo que podemos pensar.

En esta entrada, quería hablar un poco de esas primeras preguntas que nos hacemos al entrar al chamanismo y así poderlo entender qué es, qué podemos encontrar y cómo identificar nuestro llamado.


Muchas personas vienen con el interés de conocer sobre el animal de poder o de comprender su conexión con la naturaleza o muchas veces con las ganas de probar plantas maestras y tener esa experiencia profunda. Bueno todas esas búsquedas son quizás muy importantes en el camino, pero la verdad son accesorias si no nos encontramos en él.


Lo primero que hacemos, es que cada persona empiece a sentir su corazón, que sientan ese impulso interno que los ha llevado a ese lugar, a iniciar el camino del chamanismo o querer conocer de él, que no lo interprete, sino que lo sienta profundamente, que lo encarne y lo viva en su cuerpo.


Desde ese sentir, desde esa fuerza, provienen las certezas que van a guiar a las personas en el camino, a la vez van a mostrar justo que es lo que necesita aprender. Quizás no sea justamente conectarse conocer algún ritual, sino que sea purificar su interior y reconciliar sus experiencias o quizás sea superar sus limitaciones de la mente. Bueno eso cada quien lo sabrá a medida que se escuche, que aprenda de si y pueda definirse.


Aquí es donde empieza el camino, cuando buscas encontrarte, soltar todo sentido de aferramiento de conceptos y entrar en ti, como de cabeza en una pileta, como un salto al vacío donde lo único que te sostiene son tus ganas de liberarte de tus propias ataduras.


Así la conexión con la naturaleza, con los árboles, con las fuerzas primarias es una forma de encontrarte, de poder ver quien realmente eres ya que en todas las fuerzas primarias hay una fuerza sagrada que nos une y esa se realiza cuando con lo externo puedes reconocer lo más profundo de ti.


Si entiendes esto, sabrás que no tienes que creer en nada más, tampoco tienes que dejar tus otros caminos o influencias, simplemente es darte ese espacio en la mente para vaciarte de conceptos y simplemente ser.


Chaman quiere decir "el que sabe", en otras palabras aquel que está dispuesto a aprender de sus propias experiencias, claro como decimos antes, no es aprender conceptos estos se avalan solamente por medio de las vivencias, es un aprendizaje, donde primero tienes que estar limpio de conceptos y simplemente ser.


Quizás para algunos tome algún tiempo vivirlo, porque estamos muy acostumbrados a que una vez aprendiendo valores, estos se aferran a la imagen de si mismo. Y no el camino es, simplemente, superar todo eso.


Recuerden el camino es encontrarse en su corazón.


Es ser Uds mismos...





Comentarios

  1. Muchas gracias a vos Silvia por pasar, leer y comentar. Abrazos y bendiciones!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Medicina Ancestral (La Medicina del Alma)

Presentación del Libro INICIACION SANACION ANCESTRAL en BUENOS AIRES

Encuentros de mujeres: Introducción