Las Energías para Definirse

Muy buenas, como siempre estamos muy agradecidos por siempre estar con nosotros, siendo parte de esta comunidad.

Comenzamos, hace un par de días un nuevo año y muchas personas han estado en procesos de incertidumbre o de necesidad de definir.


Siempre un nuevo ciclo nos trae nuevos retos, expectativas o visiones sobre lo que queremos vivir, de allí que empezamos a sentirnos como diluidos o no saber establecer las prioridades en el camino de la vida.


Primero que nada, antes de querer proyectarte hacía adelante hay que observar las acciones o experiencias no asimiladas en los procesos anteriores. Ya que estas son las responsables que no podamos definirnos en un nuevo camino.


Para eso hoy quiero hablar de un pequeño ejercicio que les puede facilitar encontrarse entre esos 2 mundos, el pasado y el futuro.


Yo se, yo se... lo único que existe es el presente, así que pensar sea el pasado como el futuro parece que nos aleja de nuestra naturaleza, de estar en paz y amor. Pero bueno en nuestra condición está la posibilidad de poder desplazarnos entre las esferas del tiempo, aunque sea en consciencia.


Y ¿para qué lo hacemos? es muy fácil, es para darle sentido a nuestro presente. Si entiendes eso no quiere decir que vamos a seguir la zanahoria, ni que nos vamos a apegar a los aspectos vividos en algún momento de nuestro proceso experimental.


Sino que todo lo contrario.


Pero bueno vamos al ejercicio para que quede más claro.


Este se titula el emplazamiento en el tiempo.


Primero antes que nada siempre empezamos reconociendo la fuerza del corazón sea haciendo un masaje en el pecho o sino  respirando tomando plena consciencia de la parte interior del pecho, hasta que aparezca una sensación de calor. (Cualquier sensación de dolor, oscuridad o de ausencia de si mismo nos dice que hay un problema el cual necesita atención. En ese caso vamos limpiando esa sensación.)


Luego cuando sintamos ese calor y ese estar en nosotros, buscamos percibir la sensación de los pies, para eso es preferible estar de pie en un lugar amplio, recomendamos que no sea una habitación sino al aire libre, a menos que quieras practicarlo, antes de salir a un lugar abierto a hacerlo.


Si lo haces así, digo primero en un lugar cerrado y luego en un lugar amplio y abierto sentirás las claras diferencias.


De a poco vas tomando consciencia de tus piernas, hasta llegar a las caderas y de allí como apoyas el resto del cuerpo sobre ellas, prestando atención a la columna para hacerlas, allí sientes que tan balanceado o equilibrado estas. Que tan presente, puedes llegar a estar en la sensación de tu cuerpo.


Aquí viene el porque es mejor hacerlo en un lugar abierto.


Una vez que has podido ser consciente de ti mismo, esa sensación de presencia o estar en el presente, lo que haces es recordar o evocar las expectativas que tienes en el nuevo año. Como cambia la sensación del cuerpo al hacer eso.


Y tratas de ser lo más preciso posible, desde como cambia la sensación de la respiración, la sensación de los pies, las caderas, que tanto dejas de estar en ti mismo, cambian tus estados de animo o te vuelves más inestable físicamente hablando.


Eso nos dice que tanto nos estamos apegando al futuro, a lo que consideramos que no tenemos o necesitamos en la vida, pero a la vez se convierte en una especie en una muleta para si mismo, digo en caso de tener eso que buscas será desde ese lugar un punto de apoyo fuera de ti y si no lo tienes... bueno, uno puede recordar que pasa cuando no lo tiene.


Así tratas de observar, que tan bien te sientes con tu propia presencia, que tan parte de ti eres, que tan profundo llegaron las personas que querías a tu interior o se quedaron sin poder conectarte, que tanto buscaste atención por esa falta de conexión.


Vas reconciliándote contigo, siendo más parte de ti a pesar de saber que pasaron esas situaciones. donde te buscabas y no estaban las personas que te rodeaban.


El reconciliarte es una tarea de volver a ti mismo. de sentirte y generar la actitud de unión con tu presencia. Así vas soltando esas expectativas que te sacan de ti y nada más estás. Te plantas en tus propios pies.


Desde ese lugar lo que generas es una visión de progresión como si no te desprendieras para avisorar lo que te rodea, sino más bien estando desde ti.


Así puedes surcar con tu consciencia ese camino que te corresponde vivir en este nuevo año, así puedes disfrutar de esa sensación de conexión contigo mismo. incluso para terminar de cerrar esas experiencias que han quedado en tu pasado y simplemente verlas desde el aprendizaje.


Bien espero que este año nuevo sea de provecho para todos y que la luz les guíe en el camino de la vida.


Saludos grandes







Comentarios

Entradas populares de este blog

Medicina Ancestral (La Medicina del Alma)

Encuentros de mujeres: Introducción

Presentación del Libro INICIACION SANACION ANCESTRAL en BUENOS AIRES