Entrando al camino parte II



Para aquellas personas que se acercan al camino del chamanismo o para aquellos que ya vienen hace tiempo transitandolo, queremos compartirles estas consideraciones que nos parecen bien importantes para el inicio.

Durante largos años hemos observado la concepción de que si estas en el camino del chamanismo, eso naturalmente te convierte en chamán, y en verdad eso no es más que una construcción mental como tantas otras que asumimos a lo largo de nuestra vida.


Dentro de los pueblos originarios existen numerosos procesos que nos van acercando al reconocimiento de nosotros mismos, y si aprendemos a oir esa fuerza probablemente nos acerquemos con más facilidad a explotar nuestro potencial interior. Con esto queremos decir que puedes desempeñarte como sanador, sacerdote, acompañante, investigador, agricultor, comerciante, artesano y no necesariamente ser chaman con todo el sentido que eso significa. Ya que el chaman es aquel que puede hacer todo eso y además permanecer unido a las fuerzas primordiales en todo momento y circunstancia. Ese camino no es impuesto por un designio de la mente sino de los espíritus que escogen a algunos para desempeñarse desde ese lugar.


Lo importante no es el rol que se desempeña dentro de las comunidades, sino con cuanto sentido de si mismo se hace, con cuanto reconocimiento y conexión con el interior y con el afuera se hace el camino, asi se van nutriendo de la fuerza que dan las experiencias.


Por eso es que cuando nos presentamos aclaramos que el tipo de chamanismo que hacemos, nos lleva a un permanente regreso a nosotros mismos, como fuente de la cual proviene toda la sabiduria que necesitamos para trascender en consciencia las experiencias que vivimos a diario.


Sin el manejo de plantas de poder, animales de poder o rituales, que si bien conocemos de ellos, los ancestros nos guian hacia el reconocimiento de nosotros mismos en este aqui y ahora, no en otras realidades, o evadiendo desde la mente la conexión con el sentirse. Sino siendo parte de lo que nos toca caminar a diario, dando lo mejor de nosotros a cada paso y aprendiendo de todo eso.


El chamanismo como tal siempre esta evolucionando, y si hace miles de años se usaban ciertos métodos no necesariamente estos son útiles en la actualidad, porque lo esencial del chamanismo es la conexión con lo divino, no en si los caminos que se utilizan para llegar a la misma.


Los abrazamos a todos y les damos gracias por su interés en el chamanismo y en su propio camino de sanación, entre todos podemos traer el cielo a la tierra.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Medicina Ancestral (La Medicina del Alma)

Presentación del Libro INICIACION SANACION ANCESTRAL en BUENOS AIRES

Encuentros de mujeres: Introducción