Sanación

La sanación desde el punto de vista de las Tradiciones que practicamos es un Camino de Vida, ya que no la concebimos alejada de la realidad cotidiana ni de las circunstancias que la vida nos coloca enfrente para aprender a reconocernos.

En ella definimos el sanar desde el origen de la palabra "salvar", pero salvarnos de qué o de quién...la respuesta es simple de nosotros mismos.


Muchos de nosotros conectamos con la sanación desde muy pequeños e instintivamente buscamos volver al equilibrio. A medida que vamos creciendo vamos asumiendo ideales, conceptos,estructuras y posturas ante la vida, que los llevamos consciente o inconscientemente hacia nuestras relaciones próximas y no tan próximas, todo ello nos opaca el libre sentir y vivir. 


Nos alejamos de nosotros mismos y por ello es que tendemos a evadir la realidad, los problemas, la familia, las relaciones o entornos que nos impliquen introspección y purificación, lo cual nos aleja de la posibilidad de aprender de lo que nos toca. 


Para expandir la sanación hacia afuera es condición indispensable, el haber iniciado una reparación y restauración de la realidad que nos toca en el dia a dia. De lo contrario, compartimos un "ideal" de sanación pero no estamos siendo coherentes con nuestro propio proceso de aprendizaje, o lo estamos transitando para el afuera y no para nosotros mismos.


Lo que hacemos en el proceso de sanación es acompañar o guiar a las personas para que por medio de iniciar la purificación de lo que nos aleja del reconocimiento de nosotros mismos, nuestro cuerpo, su lenguaje y del aprender de las experiencias. 

Para ello por medio de armonizaciones, regresiones, transformación consciente de la realidad, nos vamos desindentificando de todas las posturas que hemos asumido ante la vida. Mediante la limpieza y purificación de nosotros mismos, los lugares en donde nos desenvolvemos es que vamos recuperando el equilibrio en procesos de enfermedad o desequilibrios emocionales, psíquicos, psicológicos, físicos, mentales, espirituales, entre otros. De esa manera nos vamos fortaleciendo y consolidando dentro de la realidad cotidiana.

Desde el recuperar la conexión con nosotros mismos es que podemos colaborar con nuestra realidad próxima (familiar, laboral, profesional, social).


Dentro del camino de Sanación brindamos atenciones personalizadas tanto de manera presencial como a larga distancia a través de Skype o Facebook. Las mismas son de 1.30hs de duración, la frecuencia sugerida es semanal o quincenal para poder sostener el proceso de purificación, y los vamos acompañando desde lo cotidiano en la transición de los procesos, muertes al viejo yo y malestares que van apareciendo a medida que ocurre la sanación y restauración.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Medicina Ancestral (La Medicina del Alma)

El despertar y el viaje chamanico

Cuando se sabía amar